¿Salvador o Sepulturero?

Época #874, 16 de noviembre de 2001

 

Entradilla

El empresario Michael Bloomberg se convirtió en alcalde de Nueva York. Tendrá que reconstruir la ciudad y eliminar el gigantesco déficit presupuestal.

 

Texto

Cuando anunció su candidatura a alcalde hace unos meses, el entonces demócrata Michael Bloomberg realizó varios ajustes. Primero, se cambió de partido para evitar tener que competir en las primarias demócratas. Al hacerse republicano, Bloomberg podía asegurar su nombre en la elección general del 6 de noviembre sin grandes problemas.

 

Luego optó por gastar parte de su fortuna personal en la campaña. Utilizando casi 50 millones de dólares, Bloomberg comenzó a posicionar su nombre entre los millones que nunca escucharon hablar de su impresionante imperio de noticias financieras que lo convirtió en multimillonario. Pero sus primeros meses en campaña fueron desastrosos. Acostumbrado a lo vertiginoso del mundo de los negocios, Bloomberg a menudo equivocó el camino y con sus declaraciones y actitudes insultó a diversas comunidades étnicas y caciques locales que controlaban el voto de miles de electores.

 

Pero Bloomberg logró ganar las primarias de su partido unos días antes de los atentados y mientras los candidatos demócratas Mark Green y el puertorriqueño Fernando Ferrer se esmeraban por hacer campaña para la segunda vuelta demócrata días después del atentado, Bloomberg se dedicó a esperar que sus oponentes se destruyeran mutuamente. Green se convirtió en el candidato demócrata, pero los votantes latinos, resentidos por los ataques de Green a Ferrer, le dieron a Bloomberg el margen de victoria. Muchos líderes latinos pidieron el apoyo para Bloomberg, que incluso se esmeró en grabar anuncios en español.  Los votos judíos, tradicionalmente demócratas se dividieron entre Green y Bloomberg, y aunque los negros apoyaron mayoritariamente al demócrata, la participación no fue lo suficientemente alta como para darle el margen de victoria.

 

Pero tal vez la mejor arma electoral del novato Bloomberg fue el apoyo dado por el alcalde Rudoph Giuliani. Después de los atentados del 11 de septiembre, Giuliani se convirtió en un héroe en la ciudad. Aún los votantes negros y latinos, con quienes el alcalde republicano tuvo serios problemas por notorios casos de abuso policial, aprobaron la gestión del ahora popular líder local. El apoyo de Giuliani fue fundamental para lograr que una ciudad que ha votado por los demócratas para cada elección presidencial y estatal tenga su segundo alcalde republicano consecutivo.

 

Bloomberg, que asume el 1 de enero del 2002, tendrá que hacerse cargo de un déficit presupuestario que se estima sobrepasará los 4 mil millones de dólares, un 10% del presupuesto de la ciudad. La caída en los ingresos por concepto de turismo y por la recesión económica aumentarán la presión sobre el presupuesto de la ciudad. Problemas en la salud y educación pública, heredados del periodo de Giuliani no podrán ser enfrentados adecuadamente. El nuevo alcalde tendrá a un Concilio de Ciudad dominado por los demócratas. Y como si eso fuera poco, el mundo entero estará atento para ver si la ciudad capital financiera del mundo logra reconstruirse y volver a reinar después de los atentados del 11 de septiembre.

 

 

Biografía

Nacido el 14 de febrero de 1942 en una familia de clase media, Michael R. Bloomberg se graduó de la Universidad John Hopkins y luego obtuvo un Master en Administración (MBA) en Harvard. En 1966 entró a trabajar en Wall Street en la firma Salomon Brothers. El ambicioso Bloomberg se convirtió en socio (partner) de la firma seis años después. En 1981 dejó la compañía y fundó Bloomberg L.P., una compañía de información sobre el mercado que utilizaba las entonces nacientes redes de computación. En 1990, amplió su negocio con Bloomberg News, una red de noticias. Bloomberg Radio y Bloomberg TV aparecerían después. A comienzos del 2001, Bloomberg L.P. tenía presencia en más de 100 ciudades y una fuerza laboral de más de 8000 personas.