Las víctimas de la otra Guerra

Patricio Navia

Época, octubre 26, 2001

 

Aunque oficialmente se habla de una guerra en dos frentes, una guerra asimétrica (como la llamó el Secretario de Defensa Donald Rumsfeld), lo cierto es que los estadounidenses por primera vez desde la Guerra Civil se sienten involucrados en un conflicto que ocurre dentro del territorio. Y no es una guerra convencional. El pánico que han producido los ataques de ántrax en el país ha llevado a los estadounidenses a estar mucho más preocupados del frente interno que de lo que ocurre en Afganistán. Por eso que la prensa le ha dado mayor cobertura a lo que hace y dice el encargado de la seguridad doméstica Tom Ridge que a las declaraciones del Secretario de Estado Colin Powell.

 

La oficina de Homeland Security--Seguridad Doméstica--fue oficialmente creada la noche del 20 de septiembre, cuando el presidente Bush se dirigió al congreso y al país desde el Capitolio. Aunque Bush no entró en detalles sobre el tipo de recursos que manejaría la oficina y en qué lugar ocuparía en la estructura de gobierno, a un mes de haberse creado, el director de Seguridad Doméstica Tom Ridge cuenta con un equipo de 16 asesores--inicialmente se había hablado de más de 100--y apoyo técnico del personal de la Casa Blanca. La escasez de recursos financieros y la notoria ausencia de Ridge durante los primeros días que siguieron a la confirmación de los primeros ataques de ántrax llevaron a muchos a criticar tanto la designación del ex gobernador como la creación de la oficina misma.

 

Pero Ridge salió al paso de las críticas. A partir del jueves 18 de octubre, el encargado de la seguridad doméstica sostiene conferencias de prensa diarias donde informa sobre los diferentes casos comprobados de ántrax y sobre las investigaciones que se llevan a cabo para ubicar a los responsables. Flanqueado por el Fiscal General John Ashcroft, el director del FBI, el director de Correos, el Médico Cirujano General o algún ministro de las carteras relevantes, Ridge se ha dado a la tarea de intentar calmar a la población estadounidense.

 

Mientras el secretario de estado Colin Powell y el de defensa Donald Rumsfeld manejan el frente externo, viajando a países aliados o explicando el avance de la campaña militar, Ridge comparte con Ashcroft la tarea de manejar el frente interno. Ashcroft se encarga de la investigación criminal y Ridge de coordinar la respuesta de las diferentes agencias policiales, de salud y recursos humanos, a las emergencias motivadas por nuevos descubrimientos de cartas que contienen ántrax, de personas que han estado expuestas a la bacteria o de los pocos que han sido infectados. 

 

Pero la tarea más difícil de Ridge  es combatir el pánico que se ha apoderado de millones de norteamericanos que parecieran ver el fatídico 'polvo blanco' en cualquier carta, baño o centro comercial. La aerolínea Northwest decidió no distribuir crema para el café en sus vuelos ni endulzantes artificiales. La Oficina de Correos envió una circular a todos los hogares del país explicando la diferencia entre cartas sospechosas y cartas regulares. Y todas las autoridades se gobierno han enfatizado la necesidad de mantener la normalidad y no perder la calma ante el temor a nuevos ataques bacteriológicos.

 

Mientras el presidente viajaba por Shangai, China, y se reunía con los 21 líderes del grupo Asia Pacífico y el vicepresidente Cheney visitaba por primera vez la Zona Cero en Nueva York, la voz cantante en el esfuerzo gubernamental por luchar contra la ola de pánico y temor la lleva el ex gobernador Ridge.  Del éxito de su misión, mucho más que del éxito de la campaña militar en Afganistán, dependerá la evaluación que haga la historia de los atentados del 11 de septiembre. Si Ridge no logra imponer la calma y convencer a los estadounidenses que es necesario volver a la normalidad y no alterar radicalmente el estilo de vida del país, los historiadores dirán que el ataque del 11 de septiembre logró derribar mucho más que las Torres Gemelas de Nueva York. 

 

 

 

Tom Ridge, el zar de la seguridad interna

Tom Ridge nació en 1945. Hijo de un carnicero, Ridge creció en un complejo de vivienda pública en Erie, Pennsylvania, hasta que a los 17 años recibió una beca para estudiar en la Universidad de Harvard. Después de graduarse en 1967 se enlistó en el ejército y fue enviado a Vietnam. A su regreso, obtuvo el título de abogado en 1972. Después de trabajar en la fiscalía de distrito, Ridge se unió a la campaña presidencial de George Bush (padre) en 1980. Aunque Bush terminó siendo derrotado por Regan en las primarias republicanas, su activa participación le permitió a Ridge obtener suficiente apoyo para lograr un cupo como candidato republicano a la Cámara de Representantes en 1982. Después de doce años en Washington, Ridge ganó las elecciones a gobernador de su estado en 1994--el mismo año que George W. Bush--se convertía en gobernador de Texas. Ridge ganó fácilmente la re-elección en 1998, aunque el año 2000 no logró que su amigo George W. Bush derrotara al demócrata Al Gore en Pensylvania. Por ley, Ridge no hubiera podido buscar un tercer periodo como gobernador de Pennsylvania en noviembre del 2002.