Andrés Allamand: El síndrome de la mujer golpeada

Patricio Navia

Revista Capital, Octubre de 1999

 

No soy el primero en sugerir un título distinto para el libro del autoexiliado ex líder de RN. Fuguet propuso “Al fondo a la derecha”. Por mucho tiempo pensamos que sería “La derecha imposible”.  Mi sugerencia resume, usando un concepto científicamente superado pero intuitivamente poderoso, una de las dos tesis centrales del libro.

 

En sicología, el cuestionado síndrome de la mujer golpeada se refiere a que la víctima se siente al menos parcialmente responsable del abuso al que es sometida por parte de su pareja y/o no es capaz de abandonarlo. Al leer "La Travesía del Desierto" concluyo que la UDI, un sector de RN y hasta la Concertación maltrataban a Allamand cada vez que podían y, a pesar de ello, él seguía porfiando en construir una centro-derecha capaz de llegar al poder vía elecciones.

 

La segunda tesis no se hace explícita, pero es de fácil elaboración: el verdadero centro político del país, "las llaves de la transición", han descansado siempre en el ala renovada de RN.  Y digo que la tesis viene velada porque Allamand nunca llega a decir lo que una lectura cuidadosa del libro deja en evidencia: no es la DC la dueña natural del centro político, al menos no desde que formó la Concertación.

 

Después de las más de 500 jugosas páginas uno sólo puede concluir que falta una RN liberal, RNL.  Ahí descansa el futuro político de Chile. Y en Allamand tenemos al líder, al verdadero O'Higgins, exiliado, urgiéndonos cuidadosamente a ver la luz.

 

Encantador. Pero hay dos problemas puntuales.  ¿Cuántos votos comanda Allamand en Chile?  ¿Existen votantes de derecha liberal en Chile aparte de Gallagher, Godoy, Alfredo Jocelyn-Holt, Navia y Allamand? ¿Todos juntos, cuántos son? Y después de la crítica pública de Alfredo Jocelyn-Holt, ¿podemos esperar que los liberales se pongan alguna vez de acuerdo para formar un partido político exitoso? Y segundo, aunque allí descanse el verdadero fiel de la balanza política nacional, ¿qué efecto puede tener si el proyecto siempre sucumbe ante los polos Concertación vs UDI? No se puede ir hacia la derecha: la ata el pasado dictatorial. A la izquierda tampoco, la persigue el fantasma del estatismo.

 

De cualquier forma, el libro entretiene, narra intrigas del poder, arduas negociaciones, zancadillas y estocadas. Sangriento. Algunos han reclamado que Allamand sólo cuenta las que recibió, nunca las que dio. Pero de eso se trata: Allamand tiene un proyecto de país. El es el verdadero líder de la

derecha que no puede volver. Esta es su carta abierta a los chilenos.

 

Travesía del desierto supera los autocomplacientes volúmenes de notables democratacristianos, los autoflagelantes panfletos de izquierdistas renovados, las largas exculpaciones históricas de los de la diestra y las diatribas anticoncertacionistas de otros tantos de la siniestra. En un ambiente lleno de cartas autoreferentes a $5,000 cada una, pagar casi tres veces esa cantidad es una ganga, aún si la tesis central no pasa de ser una linda idea.