Bienvenidos a un mundo mejor

Patricio Navia

La Tercera, enero 28, 2013

 

Al recibir a las delegaciones europeas con un mensaje especialmente optimista -bienvenidos a un mundo mejor-, el Presidente Sebastián Piñera exitosamente resumió las fortalezas y debilidades de su gobierno.

 

Las cumbres presidenciales son una inmejorable oportunidad para que los presidentes se luzcan ante sus países. La asistencia de líderes de otros países demuestra la influencia del país organizador y el respeto internacional que despierta el presidente anfitrión. Cuando se realizan en el último año de gobierno, también constituyen una inmejorable oportunidad para materializar el legado en un mensaje concreto. El gobierno de Piñera busca consolidar su liderazgo regional y profundizar su cercanía ideológica con los gobiernos pragmáticos y moderados del Viejo Continente. 

 

Mientras Europa hace su propia travesía por el desierto del estancamiento económico y la frustración de su población, América Latina pasa por un periodo de bonanza. La Moneda quiere dejar en claro que su principal legado será el de una economía vigorosa que impulsa el desarrollo. Pero así como Europa mira con envidia nuestros buenos tiempos, muchos latinoamericanos dudan de la aseveración de que sus vidas son mejores que las de sus pares europeos. La desigual distribución de la riqueza y de las oportunidades lleva a muchos a pensar que mientras unos pocos viajan en primera, la mayoría sólo tiene pasajes de tercera categoría. Aunque Chile es líder en niveles de riqueza y desarrollo en América Latina, nuestra alta desigualdad también lleva a muchos connacionales a ver su cotidianeidad de vulnerabilidad económica e insuficiente protección contra los abusos como distinta de la foto que describió el Presidente Piñera al recibir a los dignatarios extranjeros.

 

La bienvenida del Presidente Piñera resume brillantemente el legado de su gobierno que ya inicia su último año en el poder. Convencido de que ha hecho lo correcto, el Presidente Piñera ha compartido con los dignatarios extranjeros su mensaje de crecimiento y eficiencia económica.  Si bien los líderes extranjeros reconocen los logros de nuestro país, tal vez sea demasiado optimista esperar que repitiendo el mensaje de un Chile mejor, la coalición de gobierno reciba en noviembre de este año el voto de confianza que los chilenos -a diferencia de los visitantes extranjeros- hasta ahora no le han querido brindar en las encuestas de opinión.