Nadie debiera ser considerado héroe o traidor por decidir libremente

Patricio Navia

La Tercera, enero 6, 2010

 

El día de ayer se filtró en la prensa parte de una conversación por correo electrónico que tuve con Sebastián Piñera. En la conversación, reproducida en su totalidad hoy, explicito mi intención de votar por él en segunda vuelta.

 

En otra parte del correo, sugerí que escribiría una columna explicando mis razones.  Lamento que esa conversación privada haya dejado de serlo. La incontinencia de algún cercano al candidato lo hizo entregar un correo privado a El Mercurio.  Además de constituir violación de privacidad, la publicación de ese diálogo me obliga a transparentar prematuramente mi voto en segunda vuelta. Ya que todavía quedan días de campaña, es imposible descartar sorpresas de último minuto que influyan en la decisión final.  Por eso, mi intención inicial era anunciar mi voto después del debate presidencial del 11 de enero. Ya que parte de esa conversación se filtró desde el comando de Piñera, me siento liberado para reproducir toda la conversación.

 

En primera vuelta, voté por Marco Enríquez-Ominami. Mi apoyo se inició cuando el candidato díscolo anunció su intención de buscar la nominación concertacionista. Me sentí defraudado cuando el Partido Socialista cambió las reglas del juego para evitar la participación de ME-O en primarias. La decepción fue total cuando la Concertación organizó primarias truchas.  La afinidad y simpatía que históricamente he sentido por la coalición de gobierno se funda sobre un compromiso democrático. Al imponer a un candidato desde las elites de los partidos, la Concertación abandonó dichos principios. Yo los sigo manteniendo.  Mientras la Concertación renegaba de esos principios fundacionales, la candidatura de Piñera hacía esfuerzos por demostrar su compromiso con la construcción de una nueva derecha, liberal,  comprometida con la democracia y con la energía y ganas para enfrentar problemas que, pese a todos sus logros, la Concertación fue incapaz de abordar exitosamente.

 

Como refleja mi conversación con Piñera, tengo tres aprensiones sobre un gobierno suyo. Primero, no quiero ver pinochetistas en puestos clave.  Piñera tiene una inmejorable oportunidad para demostrar que, así como la Concertación pudo enterrar los fantasmas del pasado, la derecha puede tener éxito gobernando democráticamente, sin resabios de la dictadura. La segunda aprensión es respecto de la diversidad en un gobierno de Piñera.  Su gabinete no puede ser un Club de Cachagua.  La política y la clase dirigente deben reflejar la diversidad de Chile.  Finalmente, la tercera aprensión es sobre los potenciales conflictos de interés entre el Piñera empresario y el político. El candidato de la Alianza reconocidamente está al debe en ese ámbito. La respuesta de Piñera a mis aprensiones me pareció satisfactoria.

 

La democracia supone que los electores tienen al menos dos opciones razonables para escoger. Además, supone la libertad de los individuos para escoger. Nadie debiera ser considerado como héroe o traidor por ejercer libremente su voto. Naturalmente, todos tienen sus preferencias y sus razones distintas. Si bien no es la tradición en Chile que los columnistas expliciten sus preferencias, las demandas por más transparencia y por develar potenciales conflictos de interés requieren que todos pongamos más información sobre la mesa. El ejercicio de transparentar el voto no busca convencer a otros a hacer lo mismo. Simplemente, constituye un intento por avanzar en profundizar la democracia y hacerla más transparente.

 

 

 

 

http://www.latercera.com/contenido/674_215057_9.shtml

Navia transparenta correos con Piñera

A partir de un mensaje enviado en la víspera de Navidad por el candidato de la Alianza, se inició un intercambio epistolar entre Sebastián Piñera y el columnista, quien le hizo saber que le otorgaría su voto el lunes.

La Tercera - 06/01/2010 - 07:07

 

--------------------------------------------------------------------------------

A partir de un mensaje enviado en la víspera de Navidad por el candidato de la Alianza, se inició un intercambio epistolar entre Sebastián Piñera y el columnista, quien le hizo saber que le otorgaría su voto el lunes.

 

EL INTERCAMBIO DE E-MAILS

 

De: Sebastián Piñera

A: Patricio Navia

Fecha: 24 de diciembre de 2009

 

Don Pato: muy feliz Pascua y un fecundo 2010 de tu amigo (aunque sea a mucha distancia) Sebastian.

 

De: Patricio Navia

A: Sebastián Piñera

Fecha: 28 de diciembre de 2009

 

Estimado Sebastián

Felicidades para 2010. Como creo que vas a ganar la elección, me permito desearte sabiduría y capacidad para hacer un gran gobierno. La Concertación lo hizo muy bien, así que la barra está alta. Pero si tu gobierno lo hace bien, entonces todo Chile se beneficiará. Yo estoy oficialmente indeciso. Honestamente, creo que eres más capaz, más inteligente y tienes más ganas y energía para ser presidente que Frei.

 

Pero hay tres temas que me preocupan y que me frenan para darte mi apoyo.

 

Uno. La derecha pinochetista. Si tú ganas, no quisiera ver a personajes identificados con la dictadura en puestos clave de gobierno. No le haría bien a la democracia chilena. Nada contra ti y tu grupo cercano, que tienes credenciales democráticas incuestionables. Pero vaya que me dolería llamar a votar por Piñera para ver después notorious (célebres) pinochetistas acompañándote en puestos clave.

 

Dos. El elitismo. Tu gobierno debiera reflejar la diversidad de Chile y no parecer un club de Cachagua.  Creo que a la Alianza le falta diversidad. Esa es una deuda pendiente de tu sector. Entiendo que hay que avanzar hacia allá. Pero hay que avanzar harto.

 

Tres. Lo mismo de The Economist. Aunque ahí creo que los conflictos de interés de Frei son más opacos y menos conocidos que los tuyos. Así que ese no es un problema sólo tuyo.  Pero es razonable estar preocupado (The Economist lo está) por los potenciales conflictos de interés. Entiendo que tú no vas a dar esta pelea para ser presidente para caerte en eso. Pero it is a reason of concern (pero es motivo de preocupación). Entiendo que estas son preocupaciones del tipo "you can only prove them wrong once in power" (sólo les puedes probar que están equivocados una vez en el poder). Por eso mismo estoy indeciso. I am leaning towards you (estoy inclinado hacia ti). En todo caso, en la Revista Poder (enero de 2010) próxima a salir, te hago recomendaciones sobre qué debes hacer en tu gobierno (las adjunto más abajo).

 

Gracias por darte el tiempo para enviar un email. Los mejores deseos de éxito. Pato

 

De: Sebastián Piñera

A: Patricio Navia

Fecha: 31 de diciembre de 2009

 

Patricio: que el 2010 sea tu año más feliz y fecundo. Leí tus tres aprensiones y te puedo garantizar que no debes temer a ninguna. Te estamos esperando. The time is now (El tiempo es ahora).

 

De: Patricio Navia

A: Sebastián Piñera

Fecha: 4 de enero de 2010

 

Estimado: feliz 2010. Este fin de semana me decidí. Votaré por ti. Voy a escribir una columna explicando mis razones. Creo que serás un mejor presidente que Frei y al final it comes down to that (de eso se trata). Desconfío de mucha gente en la Alianza, especialmente en la UDI. Pero al final los capitanes son más importantes que la tripulación, y tú eres mejor capitán que Frei. Además, creo que has armado un buen equipo. Yo y millones de chilenos te estamos dando nuestra confianza. I am sure you realize that (estoy seguro de que te das cuenta de eso). Un abrazo y que te iluminen los astros, tu fe y tus buenos consejeros.

 

Un abrazo. Un votante tuyo, Pato.