Todos contra Ollanta Humala

Patricio Navia

La Tercera, abril 6, 2006

 

Aunque los aspirantes a populistas autoritarios sobran en América Latina, se necesita carisma y las condiciones sociales adecuadas para tener éxito electoral. La popularidad de Ollanta Humala responde tanto a sus propias habilidades como a la incapacidad de la elite peruana de incorporar al mayoritario sector de excluidos pobres a las estructuras de poder.

 

Ollanta Humala Tasso bien pudiera ser considerado el moderado de la familia (al compararlo con el también candidato presidencial Ulises, el golpista frustrado Antauro y los padres Isaac y Elena), pero su discurso nacionalista y profundamente antidemocrático (dijo que en caso de ganar, a Lourdes Flores la sacarían en menos de un año) es inequívoco. Porque está convencido que sólo concentrando poder puede revertir la pobreza y desigualdad que asola al pueblo peruano, Humala representa una amenaza a la democracia representativa.

 

Pero obtendrá la primera mayoría relativa porque su discurso a favor de la redistribución inmediata encuentra eco en la mayoría de un Perú donde los beneficios del crecimiento no llegan a todos. Humala no es el problema, es un síntoma de la bomba de tiempo que representa la desigualdad. Si antes fueron Fujimori y Toledo, hoy Humala cosecha los frutos de la injusticia sembrada por la oligarquía. Mientras Fujimori gobernó con políticas neoliberales, pero también corrupción y autoritarismo, Toledo, víctima de la frivolidad personal, gobernó en una etapa de crecimiento económico y respeto a los derechos humanos. Pese a todos sus defectos, Toledo nunca intentó cambiar las reglas del juego. Por su fuerte personalidad y sus aires mesiánicos, resulta difícil que Humala tome el camino de Toledo que, aunque decepcionó en lo personal, nombró a un equipo de ministros que supo conducir a Perú por el sendero del crecimiento económico pese al desorden político. Si gana Humala y opta por el populismo autoritario, serán tristes años para Perú. Si opta por la moderación y el gobierno responsable, será celebrado por todos.