Alan García: Sobreviviente

Patricio Navia

La Tercera, abril 4, 2006

 

Después de los cinco años en el poder del aprista Alan García (1985-1990), el producto per cápita de la economía peruana había caído en 18%. La inflación llegó a más de 7.500% sólo en 1990. Acusado de corrupción y perseguido políticamente por su sucesor Alberto Fujimori, García (nacido en 1949) huyó del país siguiendo los mismos pasos de un exilio en Colombia que antes diera Víctor Haya de la Torre, fundador del Apra. García volvió al Perú el 2001, después de la renuncia de Fujimori. Irónicamente, la caída de su perseguidor político lo exculpaba. Noventa días después de aterrizar en Lima, García obtuvo el segundo lugar en la primera ronda de la elección presidencial, con un 25,8%. Luego cayó derrotado, con un 46,9%, ante Alejandro Toledo.

 

Aunque su liderazgo se ha consolidado desde entonces, la situación en Perú es hoy menos dramática que hace 5 años, por lo que su nefasto legado como Presidente pesa hoy más. García, que se presenta como la alternativa responsable (para distinguirse de Ollanta Humala) en defensa de los pobres (para diferenciarse de Lourdes Flores), necesita un empujón adicional para volver a obtener el segundo lugar. Aunque es el candidato que genera más rechazo, de pasar a segunda ronda recibirá el apoyo (implícito) de Flores y de la mayoría de los partidos establecidos. Si bien mantiene al aire altanero de cuando llegó al poder con 36 años, dice haber aprendido. Ahora no tiene todas las respuestas y ha aprendido a escuchar. Sabe que esta es su última oportunidad para enmendar su lamentable hoja de vida como presidente. Aunque su 23% en las encuestas demuestra que es un sobreviviente, García no ha podido convencer al electorado, que dará al Apra la primera mayoría en el Congreso, que le de también a él una oportunidad. Porque sabe que muchos votarán contra Humala en segunda vuelta, García juega a la estrategia de ser el mal conocido. Aunque es difícil de creer, García es el candidato más moderado e incuestionable demócrata (demostró ser capaz de dejar el poder).